martes, 8 de febrero de 2011

Elmer


     Hoy he estado trabajando Elmer con mis alumnos y alumnas. Mis aprendices, también de la vida,  a través de mis ojos. Y yo de los suyos.

    Elmer es un cuento que no deja a nadie indiferente.
    Es la historia de un elefante que no es gris, como el resto de la manada, sino de retales de colores. Pero es la alegría de la selva, es quien despierta risas y sonrisas...Es aceptado tal y como es...

     Un día, Elmer se da cuenta de que no es igual y decide marcharse. Encuentra los frutos de unas bayas de color elefante, las sacude, se revuelca encima de ellas y se tinta de ese color... Por fin es igual que los demás.

     Cuando regresa a la manada, pasa desapercibido.. Nadie lo conoce. Es uno más. Ni más, ni menos. Pero su forma de ser sigue siendo especial, y eso le delata. Luego, la lluvia se encarga del resto. Y una explosión de risa de los elefantes de la manada, vuelve las cosas a su sitio.

     Si intentamos buscar los valores que puede transmitir este cuento, fácilmente encontraremos el de la diferencia que nos enriquece, la diversidad que es necesaria...

     Pero Elmer nos enseña más.  Y esto lo aprendí con niños y niñas de 1º y 2º de Primaria, que son mis mejores maestros. Les pregunté, después del cuento: ¿Qué pasaría si en el planeta todos fuéramos iguales, los animales, las plantas, los humanos...? Y una niña de 2º dijo: 
-Que no nos reconocerían...

     Me fui después de la sesión con mil caballitos de mar en mi cabeza.

     No me había planteado el cuento desde el punto de vista de la identidad personal. Elmer no sólo representa la diferencia. Representa el conflicto de la identidad, de la autoaceptación, de la autoestima...En definitiva, de la madurez.

     Para colmo, empiezo a conectar este tema con la simbología del bosque. Todos los animales tienen que abandonar la camada para hacerse adultos, y madurar, y aprender a ser elllos mismos, y defenderse de los peligros que les acecharán de adultos...

     Y para más colmo, relaciono esto con los cuentos tradicionales, en los que ciertos niños, tienen que superar una prueba en un bosque... Hansel y Gretel, Caperucita, Blancanieves...

     Y llego a la conclusión de que el bosque simboliza la vida, la vida desnuda,  la vida de verdad, es decir,  la que te pasa pruebas que superar para sobrevivir; pruebas, a veces, arbitrarias, que te hacen ser mayor y mejor... que te dan experiencia.

     Aquí os dejo a Elmer.





     Elmer en imágenes, de Picasa : Elmer cuento


     Canción de Elmer: Cuentos Encantados. Canción Elmer, de Juan Muñoz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...